Escrito Está

IUSTISSIMA TELLUS ( LA TIERRA SOBERANAMENTE JUSTA)

De donde sirve el derecho y las leyes. El porqué de su incumplimiento por parte de las personas.

Desde la idea de que “ La Tierra Soberanamente Justa” es la madre de las ciencias del derecho, surgida en los pueblos romanos; vale decir hoy plasmado en casi todo el derecho occidental y hasta se ven vestigios de esta en ciertos planos orientales modernos, podría verse la disidencia, el
fracaso de las leyes, lo lejos que está el ideal de justicia en la realidad de la vida humana, lo en ciertos aspectos imposible de aplicar y dar respuesta al hombre moderno y no cubre sus necesidades presentes, podrían mencionarse muchísimas más fallas dentro de derecho, los
estados y ciudades modernas. Estás ponen un manto o velo del deber ser y del ideario ciudadano, en el que cubren, o lo intentan, un ideal de justicia basado en ese vínculo que tenía el romano en
sus inicios y que relata nuestro texto iustissima tellus. Este ideal que se plasmó en leyes, normas y preceptos, pero claramente en disidencia absoluta a la realidad contemporánea.

La maravillosa relación que existe entre el agricultor y la tierra, dotada de la magia que produce esta relación que aunque requiere de actos de rudeza; zurcarla para llevar a su interior la semilla, herirla para extraer lo que pueda dañar esa semilla, exigirle producción secuencialmente etc. Que
requiere de esa otra dimensión que le es extraña pero necesaria, cómo lo que le provee el cielo, vale decir lluvia, calor y descanso( noche), se convierte en una asimetría perfecta y cíclica que produce vida y evolución de la especie humana. Por eso podría decirse que son recíprocamente
necesarias entre si y su relación íntimamente en acción para continuar con su ciclo. Dicho está casi románticamente define al hombre romano capaz de crear ciudades y mantener las que ya tiene en un simbólico paralelo cuando estableces leyes y aplica el derecho para una equitativa re
producción, en la vida política-jurídica al igual que un agricultor con su tierra.

Vale destacar que hoy el discurso jurídico está vacío y faltó de emoción y realidad por cuánto es abstracto y ajeno a la vida moderna dado este fenómeno a la tan distanciada relación del hombre con su tierra o sentido de pertenencia ya que como el no sembró no siente suya esa cosecha, si
usamos el ideal romano para explicar el fenómeno actual de disidencia entre el Ser y el Deber Ser.
Que da como resultado el fracaso latente de las leyes, el sentido de representación ( se eligen legisladores pero no representante), las ciudades en pujas constante pero cada vez más alejadas de sus bases y su aceptación.

No es un tema acabado ni la única manera de ver e intentar explicar el presente de las ciudades ni del derecho como instituto supremo del ordenamiento jurídico- político.

SCIANCALEPORE STELLA.
PRPFESORA DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *